graficaca

Tres criterios para evaluar gráficos

Tienes que evaluar un gráfico. Puede ser uno que estés haciendo. O uno que encuentres. ¿Es bueno? ¿Bajo qué criterios? Estas tres preguntas te ayudarán a guiar tu análisis: ¿Cuál es la pregunta a la que el gráfico trata de dar respuesta? ¿Qué es lo que dicen los datos? ¿Qué dice el gráfico? Las preguntas, escritas en inglés y dispuestas en un triángulo, tienen este aspecto: Para saber más, véase esto o esto.

Graficaca en Gas Natural Fenosa

Hoy he querido entrar a la página de Gas Natural Fenosa para echarles un vistazo a mis facturas y he encontrado el siguiente y magnífico ejemplar de graficaca: Es un compendio de todas las cosas que no hay que hacer para representar datos gráficamente. Lo más grave que tiene es que las barras no corresponden a meses sino a periodos de duración desigual e indefinida. No hay forma de ver una evolución ni de realizar una comparación.

"Beautiful evidence", de Tufte

Acabo de leer Beautiful Evidence, el último de los libros de E. Tufte y voy a recoger aquí unas notas sobre él mismo. Espero que sirvan tanto a los interesados en el asunto como a mí mismo. El libro consta de nueve capítulos prácticamente independientes entre sí. Los dos últimos son perfectamente prescindibles: están a medio caballo entre el autobombo y el márqueting; parece que Tufte es también escultor y no pierde ocasión de darlo a conocer.

¿Dónde deberían comenzar los ejes?

Protesta eldiario.es esta imagen capturada de un informativo de TVE: El motivo es el habitual debate sobre los ejes truncados (que, todoy hay que decirlo, usan tirios para escándalo de troyanos y, luego, troyanos para escándalo de tirios). Propone eldiario.es y dibuja Belén Picazo este artefacto alternativo: Y uno se pregunta: ¿así deberían hacerse las cosas? Por ejemplo, el mismo día en que TVE publicó eso (y el anterior, y el suguiente), en otro medio aparecía este otro gráfico:

El pomelazo del CSIC

Dado que el CSIC nos está pidiendo que hagamos algo por él, perdí un rato el otro día tratando de averiguar qué había hecho él por mí. Navegando por sus páginas di con este documento y, al abrirlo, recibí este pomelazo en tol’ojo: Carajo, pero ¿quién hizo eso? ¿Por qué? ¿Con qué programa? ¿Nadie en todo el CSIC levantó la voz? ¡Que hablamos del CSIC y no de un ayuntamiento menor!

Mapas, ¿realmente necesarios?

Creo que no. Lo reitero a cuenta de la entrada Sencillo, espectacular, falso de malaprensa.com, en que se critica el gráfico aparecido en El Confidencial. Estoy de acuerdo con Josu Mezo en que es una chapuza. Pero discrepo con él en el diagnóstico. Creo que el problema no es tanto que no se estén representando las áreas proporcionalmente al fenómeno que se mide —y es ocioso reiterar aquí la discusión sobre cómo el ojo percibe o deja de percibir la proporcionalidad de áreas (o volúmenes) y las magnitudes que se intenta representar con ellas— como ese afán por pintarlo todo sobre un mapa.

Graficaca 2.0

Hace casi veinte años, cuando tomaba mis lecciones de conducción, el profesor de la autoescuela —a la sazón, mi tío— pronunció una frase que aún me persigue. Todavía hoy, casi veinte años después, me ocurre que, inopinadamente, me abstraigo del mundo y la pondero. Y sigo sin saber por dónde agarrarla. Lo que aquel día dijo mi tío tras levantar la cabeza del Marca (y mientras yo me afanaba por aparcar en batería en un costado de la ciudad universitaria de Zaragoza) fue lo siguiente: “La quinta del Buitre le ha hecho tanto bien como mal al Real Madrid”.

Otra oxímoron: notarios y estadísticas

El otro día fui al notario. Una notaría es un sitio lleno de papelotes. Decía yo: “todos los legajos de ese estante caben en mi pendrive”. Y me hacían chistar por si mis palabras podían llegar a oídos susceptibles. Luego, por unos papeles (por triplicado y todos con grandes sellos y rúbricas) impresos a partir de plantillas de Word en cuyas casillas teclea un administrativo tus apellidos, te sacan 120 euros.

Competición en Forbes: y el peor gráfico es...

… este: Está hecho con Excel y representa los números 2, 4, 6 y 8. De acuerdo con la página en la que se anuncia el resultado del concurso, los conos con tocan el fondo de la figura. La profundidad es un parámetro que puede cambiarse en Excel, pero muchos usuarios lo ignoran. La mayor parte de los lectores subestiman la altura del cono cuando la profundidad no es cero. La forma del cono también tiende a hacer subestimar las alturas.

Representación de datos asociados a grupos

Tropezó precisamente con este problema un compañero mío: ¿cuál es la manera más efectiva de representar 6 o 7 valores numéricos asociados a otros tantos grupos? Es sorprendente que en ninguno de los largos años que uno pasa educándose no le ayuden a resolver ese tipo de problemas (y en cambio sí a saltar un potro o pintar el archifamoso círculo cromático con témperas). Así que para referencia de todos, dejo aquí un enlace a un artículo que encontré el otro día sobre este asunto del que extraigo y traduzco las observaciones fundamentales a la hora de representar conjuntos de datos tales como los que aparecen representados en el siguiente gráfico (en el que se usa un dotplot):

Gráficos "dinamita", desaconsejados

No sé por qué se llaman así. Ni idea. Vine a enterarme de tal nombre a través de un comentario de Carlos Ortega en la lista de usuarios de R. Parece que se usan habitualmente en diversas áreas y tienen el siguiente aspecto: Se trata de diagramas de barras a los que se añaden unos apéndices que tratan de medir la variabilidad a la que se entiende que están sujetas aquellas.

Graficaca en el recibo de la luz (y por imperativo legal, para más inri)

Tras una sobremesa en la que tratamos el ya manido tema de los gráficos de tarta, me hace llegar mi tertuliano Jorge Sobrino una solapilla que le adjunta Iberdrola al recibo de la luz que parece una broma de mal gusto. Es muy parecida a la siguiente: La gráfica compara el llamado mix de producción eléctrica de la compañía con el nacional en el periodo de referencia. O, al menos, ese parece ser su objetivo.

Estadísticas de incendios forestales en España

El Ministerio de Medio Ambiente recoge estadísticas sobre incendios forestales. Lo hace, por así decirlo, a la vieja usanza: La Dirección General de Medio Natural y Política Forestal del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino acumula los datos provinciales y obtiene las cifras nacionales del año en curso. Estas cifras se muestran en un cuadro que las compara con las del decenio anterior en el mismo intervalo de fechas.