graficaca

¡Cuidado con las discontinuidades (subrepticias o no) en las escalas de color!

El tema de hoy es el mapa distribuido de forma no irónica vía Twitter por algún desavisado al que no merece la pena apuntar con el dedo. Podemos aceptar que, en primera aproximación, pasa el fitro. Existen desde hace un tiempo datos estadísticos ya no por regiones administrativas sino por rejillas de 1 km² y en este gráfico se han limitado a representar esos datos. Uno de los problemas asociados a este tipo de datos (en rejillas) es que donde no vive nadie no hay una rejilla con el dato asociado pop = 0, sino que, directamente, no hay rejilla.

Gráficos mejorables en REE

Creo que REE debería replantearse cómo representar la estructura de generación eléctrica en su portal. Me refiero, por supuesto, esto. Por ejemplo, hoy, en el momento en el que escribo, el portal muestra Uno podría preguntarse: ¿cuánto está produciendo la eólica (franja verde) a la hora marcada por la línea vertical negra? La respuesta depende de dónde se mire: según el gráfico, unos 8 GW; pero según la leyenda, casi 13 GW.

Un gráfico para quitarse el sombrero

No existe un curso de idiomas que lleve por título algo así como Aprenda a decir la verdad, toda la verdad y solo la verdad en búlgaro y donde te enseñen a construir frases justas, necesarias y adheridas a la evidencia científica y nunca lo contrario. Uno aprende búlgaro y lo usa para aquello que más le convenga. Los niños, al comenzar a hablar, usan el lenguaje tanto para decir verdades como mentiras; frecuentemente, además, para manipular todavía más eficazmente a los demás.

No son los picos, son los rangos

Me reencuentro con tiempo después (fuente). Llaman la atención sobremanera los picos. Que no tienen otra razón de ser que un cambio en los rangos del eje horizontal. Ahora la pregunta, de ejercicio: ¿cómo harías para representar esos datos para evitar esos artefactos (asumiendo escala lineal en el eje horizontal)?

No soy yo, sos vos; repito, sos vos

Hoy he visto en una radio (sí, gráficos en una radio: el mundo está loco) y mi cabeza se ha puesto a dar vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas y más vueltas. Hasta que me he dado cuenta de que no era yo, que era el gráfico.

Una abominación gráfica

Llega el verano, llega el relleno: rescato de mi disco duro una abominación gráfica, para el espanto de todos Vds. Aparte de otras consideraciones, si la tasa es negativa, ¿se crea una imagen especular del perfil del país?

Tartas con porciones negativas

Aunque te pueda costar imaginarlas, existen: Están sacadas de la página de Red Eléctica (es que hoy he puesto una lavadora) y el gajo que sobresale a las diez es la aportación negativa de la conexión con las Baleares a sistema eléctrico peninsular: ¿Por qué —me pregunto— añadirán un uso de la electricidad en una gráfica que, según su título, corresponde a su generación? ¿Quién tuvo la idea de colocar un gajo negativo?

Cartogramas vs huertogramas

Esto es un huertograma: Tiene la propiedad de que casi todos los pixels están encima de un huerto (o un erial, o en un cerro,…). Este es otro huertograma: Y esta es la misma información (resultados de las elecciones de 2015 en el RU) sobre un fabuloso cartograma: ¿Os habéis fijado cómo esa casi indistinguible mancha roja en la zona de Londres del huertograma adquiere su debida relevancia en el cartograma?

Dime, ¿qué quieres comparar con qué?

A veces alguien me pregunta cómo representar gráficamente ciertos datos. Yo respondo casi siempre igual, casi siempre con la misma pregunta: ¿qué quieres comparar con qué? Luego se trata solo de disponer las magnitudes que se desea comparar próximas, paralelas y con un mismo eje de referencia. Si se puede, claro. Con el gráfico que acompaña al artículo La deuda atenaza la recuperación el pobre ilustrador no lo tenía fácil. Por un lado tenía que comparar la evolución de una magnitud en dos momentos distintos y lo que más claro deja es que ni ha leído Displaying Change Between Two Points in Time ni le suena lo que reza.