Mapas, ¿realmente necesarios?

Creo que no. Lo reitero a cuenta de la entrada Sencillo, espectacular, falso de malaprensa.com, en que se critica el gráfico

aparecido en El Confidencial.

Estoy de acuerdo con Josu Mezo en que es una chapuza. Pero discrepo con él en el diagnóstico. Creo que el problema no es tanto que no se estén representando las áreas proporcionalmente al fenómeno que se mide —y es ocioso reiterar aquí la discusión sobre cómo el ojo percibe o deja de percibir la proporcionalidad de áreas (o volúmenes) y las magnitudes que se intenta representar con ellas— como ese afán por pintarlo todo sobre un mapa.

¿Realmente es necesario señalar a los lectores dónde está Andalucía o Murcia al hablar de desahucios? Una tabla, unas barras o, mejor aún, un slopegraph sobrarían. El perfil de la costa, las lindes de las comunidades autónomas, las coordenadas en que se emplazan las burbujas, etc. son dimensiones de información irrelevantes, graficaca al fin y al cabo.

(Nota erudita: graficaca, del griego grafikós, relacionado con la escritura o la imprenta y kako, malo).

3 comentarios sobre “Mapas, ¿realmente necesarios?

  1. Guillermo 19 marzo, 2013 10:58

    totalmente de acuerdo, la manera ideal de mostrar este tipo de info es un gráfico de barras, los mapas (y mira que me dedico a ellos) para cuando realmente haya una dimensión geográfica. Además, este tipo de datos a menudo se relacionan con otros indicadores (renta, endeudamiento, paro, precio de la vivienda…), obviados al presentar un mapa. Este artículo lo explica muy bien, para qué repetirnos: http://www.ericson.net/content/2011/10/when-maps-shouldnt-be-maps/

  2. José Luis 19 marzo, 2013 11:44

    Pero, ¿y lo bonito que quedan? 😉 .
    Interesante lo del slopegraphs, ¿se puede hacer de forma «fácil» con R? Supongo que siempre se podrá hacer utilizando text y segments, pero estaría bien una forma más sencilla

  3. José Luis 19 marzo, 2013 11:46

    Ups. Acabo de ver al final del enlace que indicas el código para hacerlo en R.

Los comentarios están desabilitados.