Proporciones pequeñas y «teoremas» de «imposibilidad»

Esta entrada responde y complementa Malditas proporciones pequeñas I y II trayendo a colación un artículo que ya mencioné en su día y que cuelgo de nuevo: On the Near Impossibility of Measuring the Returns to Advertising. ¡Atención al teorema de la imposibilidad de la Super Bowl!

Y el resumen breve: cada vez estamos abocados a medir efectos más y más pequeños. La fruta que cuelga a la altura de la mano ya está en la fragoneta del rumano. Solo nos queda la morralla y cada vez va a costar más separar grano y paja.

4 comentarios sobre “Proporciones pequeñas y «teoremas» de «imposibilidad»

  1. José Luis 22 julio, 2019 22:03

    Ay Carlos, ¿ y qué puedo hacer si es el negocio que me ha tocado? y encima todo el tema este del machine learning y el data scientist parece que no sólo tengo que ser capaz de medir estos pequeños efectos (si es que de verdad los hubiere y no sean debidos al puro azar), sino que tengo que ser capaz de encontrar un grupito que mejore, aunque sea de forma nimia, ese efecto del que ni siquiera me veo capaz de decir que no sea puro ruido.

  2. Daniel 23 julio, 2019 14:55

    La idea genial que se me ocurre es que cuando interesa mucho medir un pequeño efecto puede ser porque dicho factor produce un gran efecto monetario, entonces habría que buscar una nueva forma de medir indirectamente el pequeño efecto mediante cómo afecta al gran efecto monetario. Evidentemente hay que diseñar algún tipo de plan en el cual los dos efectos el de la publicidad y el de los resultados que producen estén ligados de una forma más directa, seguro que a alguien se le ocurre algo. Luego la imposibilidad teórica no será práctica cuando se cambie el énfasis y no se trate de medir directamente el pequeño efecto sino que se mida por indirectamente, de una forma que queda por diseñar, el gran efecto.

  3. Carlos J. Gil Bellosta 23 julio, 2019 22:21

    Qué quieres que te diga. En este mundo cada vez es más importante decidir qué no hacer (qué no leer, en qué no invertir, a quién no hacerle ojitos) que lo contrario. Mi plan original era crear una empresa de consultoría que se llamase, en honor a Taleb, «Vía Negativa» para, precisamente, asesorar a las empresas sobre las guerras en las que no meterse. Creo que en determinados lugares tendría mucho, mucho trabajo.

  4. Daniel Tor 1 agosto, 2019 11:37

    La vía negativa parece una buena idea, pero las empresas tienen que emprender y asumir que la mayoría de los intentos no serán positivos pero que finalmente pueden mejorar si se toman la idea del cambio en serio. Por otro lado, para medir el efecto de una campaña de publiciad mi idea era conectarlo con el valor en euros de los productos, para poner el ejemplo más directo, ¿cuánto estaría dispuesto a pagar por este producto?, cualquier estrategia que se desvie de la pregunta anterior pierde fuerza para conectar el valor delanuncio con la del producto. Evidentemente se pueden hacer campañas que consigan estimar el efecto anterior de distintas maneras, por comparación con productos de distintos precios conocidos, etc. Solo era para indicar por donde iban los tiros. Buen verano a los lectores del blog.

Los comentarios están desabilitados.