Demasiado bueno para ser cierto

O el porqué de la importancia de los outliers.

outlier1

Hace unos días me presentaron unos datos. Demasiado buenos para ser ciertos. Casi seguro que reflejan un efecto que no es el que se quiere medir. Estaban muy fuera de rango.

Leí los 93 folios del informe de Gotham sobre Gowex. Si algo debió llamar la atención de esa gente era que la información pública de Gowex estaba plagada de outliers: consistía en una sistemática comparación de ciertas métricas públicas de la empresa con las de sus competidores. Outliers por doquier. El resto de la historia, conocido: ponerse en corto, publicar y hacer dinero.

Más allá de las ppts con diagramas de barras y tartas hay distribuciones y outliers. A ver si agarro alguno de los pelos y me retiro.

Un comentario sobre “Demasiado bueno para ser cierto

  1. Isidro 8 julio, 2014 11:09

    Ya te digo… No me gustan los cortos, pero «si hay que ir se va»… ;

Los comentarios están desabilitados.