«The great reset»

La ciencia de datos es la ciencia de la extrapolación. Todas las técnicas que la componen tratan de eso: de como proyectar hacia el futuro el comportamiento pasado. Si funciona, es por las inercias que operan en lo físico, en lo sicológico, en lo conductual.

[La ciencia de datos puede (no necesariamente, pero puede) ser una extrapolación objetiva: de ahí que quienes denuncian su presunta amoralidad solo nos están haciendo saber una opinión: que el pasado no encaja con su personalísimo criterio ético.]

Huelga decirlo, pero el coronavirus ha destrozado muchas de las inercias en que se basaba una parte sustancial del negocio asociado a la ciencia de datos. La nueva normalidad condena a febrero de 2020 al ámbito de la arqueología.

Todo habrá de ser rehecho. Desafortunadamente, todavía no hay sobre qué.