El extraño y extremoso caso de los empleados fantasma de Galapagar

El planteamiento:

Su versión larga exige leer El misterio de los 2.875 empleos nuevos de Galapagar.

La versión corta: en Galapagar, un pequeño municipio de la provincia de Madrid, el número de afiliados a la Seguridad Social crece súbita, inopinada e inexplicablemente en casi 3000 personas (50% de incremento).

El nudo:

Comienzan a progarse teorías conspiranoicas. Léanse los comentarios a la noticia anterior. La gente piensa que hay gato encerrado.

El desenlace:

Es, en versión extendida, Misterio resuelto: los nuevos empleos de Galapagar son trabajadores del Ayuntamiento de Madrid; y en versión resumida, que Gran Empresa subroga unos contratos y utiliza para ella una oficina rural de la Seguridad Social, empadronando laboralmente a los trabajadores donde cantan las chorlas.

Las moralejas:

  • Los funcionarios encargados de recopilar cifras (como, en particular, las que motivan esta entrada) serán muchas cosas no todas buenas ni deseables, pero trabajan abnegadamente y ajustándose a la norma.
  • Artefacto administrativo siempre es una posible (y típicamente, la más probable) causa de este tipo de incongruencias.
  • Los datos de afiliación no son un proxy sino de sí mismos.
  • Cuando los tirios atizan a los troyanos (o los tirios a los troyanos, que también lo han hecho aunque no encuentro el enlace ahora) con cifras de afiliación a la Seguridad Social en mano, nos están tratando como gilipollas porque lo somos y, en el fondo, nos encanta.

Comenta

Your email address will not be published.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code class="" title="" data-url=""> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> <pre class="" title="" data-url=""> <span class="" title="" data-url="">