Gosset, el remuestreador de la infinita paciencia

He estado buscando estos días material relacionado con algo que se ha dado en llamar estadística moderna, que enfatiza el cálculo (asistido por ordenador) y la simulación a la hora de afrontar problemas estadísticos. La estadística clásica, por el contrario, tiende a hacer uso de hipótesis acerca de la distribución de los datos y a utilizar mecanismos más analíticos. La estadística moderna es moderna porque los ordenadores que la hicieron posible llegaron antes que la teoría subyacente a la teoría clásica.

O eso pensaba.

Uno de los problemas típicos y ubicuos de la estadística es el de la comparación de dos medias. Con solo leer esa frase, en el cerebro de todos mis lectores que hayan tomado un curso en la manteria habrá resonado algo así como test de Student o t-test. Se trata prácticamente del primer y más básico test de la estadística clásica.

La historia del test es de sobra conocida: que si Gosset trabajaba en Guinness, que si ocultó el descubrimiento publicándolo bajo el seudónimo de Student, etc.

Lo que tal vez no resulte tan conocido es que en su artículo de 1908 en el que introdujo el test, The Probable Error of a Mean, escribió lo siguiente:

Before I bad succeeded in solving my problem analytically, I had endeavoured to do so empirically. The material used was a correlation table containing the height and left middle finger measurements of 3000 criminals, from a paper by W. R. Macdonnell (Biometrika, i, p. 219). The measurements were written out on 3000 pieces of cardboard, which were then very thoroughly shuffled and drawn at random. As each card was drawn its numbers were written down in a book, which thus contains the measurements of 3000 criminals in a random order. Finally, each consecutive set of 4 was taken as a sample—750 in all—and the mean, standard deviation, and correlation of each sample determined. The difference between the mean of each sample and the mean of the population was then divided by the standard deviation of the sample, giving us the z of Section III.

¿A que no os podíais imaginar que Gosset fuese un estadístico moderno?

2 comentarios sobre “Gosset, el remuestreador de la infinita paciencia

  1. Emilio 13 septiembre, 2012 22:21

    ¡Cielos! ¡He tenido que leer tres veces la primera sección del artículo de Student para entender algo!

    Tengo mis dudas de si este trabajo pasaría la doble revisión ciega a la que se someten actualmente los trabajos de investigación: falta una revisión de la literatura, utiliza expresiones desafortunadas como ‘In a similar tedious way’, y sobre todo, ‘Hence it is probable that the curve found represents the theoretical distribution of s2 ; so that although we have no actual proof we shall assume it to do
    so in what follows.’. Es decir, ese químico (Gosset es químico de formación) que trabaja en un fábrica de cervezas, no lo ha demostrado, y por lo tanto, no es digno de ser publicado este trabajo en una revista de prestigio (Hubo que esperar hasta 1912, con Fisher)

    ¡Gracias por rescatar esta joya arqueológica!

  2. jorge 21 septiembre, 2012 20:16

    una muestra de como la creatividad supera a la formación. no era estadístico pero hizo lo que ningún estadístico había hecho hasta el momento,,,aaa y por cierto el estudio química y matemática en New College de Oxford.

Los comentarios están desabilitados.