Incendios en España

Quienes siguen de antiguo estas páginas recordarán que ya me ocupé de la cuestión de los incendios forestales hace un tiempo. Después han pasado cosas.

Por un lado, vía Alberto González Paje di con esta página, que utiliza datos del informe estadístico que publica el Ministerio de Medio Ambiente (y de otras cosas más, según la legislatura en cuestión).

También asistí hace un tiempo a una reunión de MediaLab Prado en la que Juan Elosúa nos contó cómo había conseguido acceso a la base de datos completa de incendios del Ministerio a fuerza de insistir y amparado por ciertas normas que garantizan el derecho de los ciudadanos a cualquier tipo de información de tipo medioambiental. Nos mostró, además, algunas visualizaciones que había hecho con ellos.

Ahora, de la colaboración de Elosúa, la Fundación Civio y This is Visual ha nacido el portal España en llamas (que mis lectores están invitados a visitar).

Y quiero hacer dos comentarios al respecto.

Por un lado, dado que los datos están disponibles, (véase el botón etiquetado Descargar datos del portal), espero que la prensa, en el futuro, tenga a bien decirnos cuando ocurra un incendio mientras media redacción está de vacaciones y hay hambre de noticias nuevas con que alimentar las rotativas, si es o no de un tamaño relevante (o preocupante) a la vista del histórico. O si, por el contrario, es el pan nuestro de cada día del periodo estival y podemos irnos tranquilamente a los toros. O lo contrario.

El segundo comentario es una pequeña propuesta de mejora para la información sobre incendios. No basta realmente con saber cuáles ocurren y dónde ocurren. Se estaría incurriendo en el llamado sesgo de selección.

En la imagen anterior se ve dónde estaban los agujeros de bala en ciertos modelos de bombarderos de la Segunda Guerra Mundial. La muestra se extrajo de aquellos que habían regresado de las misiones. Preguntados por dónde habría que poner algún tipo de coraza, los estadísticos británicos dijeron: precisamente donde no hay agujeros de bala. Porque, precisamente, aquellos aviones que recibieron impactos en esos lugares fueron los que no regresaron a la base.

Algo parecido puede suceder con los incendios. En primer lugar, no toda España está uniformemente cubierta de bosques. De alguna manera, habría que introducir información acerca del uso del suelo, como en

Por otra parte, y relacionado con la nota anterior, habría que prestar atención no sólo a aquellos lugares donde sí se producen multitud de incendios forestales sino, muy particularmente, a aquellas masas de bosque donde la tasa de incendios es muy baja. Porque es de quienes las mantienen que se pueden aprender las mejores prácticas.

Y lo dejo dicho por si alguno de mis lectores tiene a bien ponerse manos a la obra. Yo, confieso, ahora, estos días, lo tengo alguito complicado.

2 comentarios sobre “Incendios en España

  1. Rubén Martínez 4 septiembre, 2012 10:21

    Las masas de bosque donde la tasa de incendios es muy baja es un buen indicador de futuras emergencias pero sólo si no están gestionadas y no son productivas.

    En general la alarma social que crean los incendios en España no se corresponde con su impacto real. Nuestro desconocimiento de un medio rural en abandono sesga nuestro entendimiento de la dinámica del monte. El descontrol urbanístico y el afán de construir en zonas recónditas amplifica desproporcionadamente el impacto real de cada incendio. La misma ignorancia que lleva a construir sobre rambas donde jamás hubo habitación alguna permite el capricho de construir una casa residencial en el monte.

    Por otra parte, muchas masas forestales de clima mediterráneo o similares suelen necesitar del fuego periódico para su renovación. En California por ejemplo han aprendido por ejemplo a dejar que los incendios se extiendan y se consuman por sí solo cuando la prudencia y las condiciones lo permiten.

    Por tanto cualquier modelo debería introducir también datos de usos ilegales o insostenibles del territorio y de dinámicas de comunidades vegetales.

  2. datanalytics 5 septiembre, 2012 15:22

    @Rubén Martínez Tienes razón, ha habido mucha alarma social y bastante amarillismo pero pocos expertos con conocimiento de la materia. Lo mejor que he visto hasta la fecha es

    http://ecoforestalia.blogspot.com.es/2012/08/mitos-y-verdades-sobre-los-incendios.html

    que abunda en temas que mencionas tú.

    A mí lo que más me interesaba del asunto es, en primer lugar, si hay verdaderamente motivos de alarma o si la tasa de incendios de este año entra en lo esperable dadas las condiciones de aridez del año por un lado. Por otro, hacer manifiesto ese cierto desasosiego que me produce la información representada en mapas cuando, además, faltan otras variables fundamentales.

    En cualquier caso, los informes estadísticos que elabora el Ministerio de Agricultura sobre el asunto no están mal del todo aunque presentan dos problemas: tardan mucho (van con un par de años de retraso) y no vienen acompañados de los datos brutos para que uno pueda plantearse análisis adicionales que no hayan previsto los técnicos ministeriales.

Los comentarios están desabilitados.