IVA, IRPF y cosas que no entiendo

Sé lo justito sobre estos temas. Lo justito como para no entender nada. Seguro que las cosas no son tan fáciles como yo creo entenderlas y estoy seguro de que algún lector me las sabrá complicar (con algún párrafo que comience algo así como no son tan fáciles las cosas porque…) para que las comprenda.

En España hay dos grandes impuestos, IVA e IRPF. El IVA es un porcentaje (prácticamente) fijo del consumo: si consumes 100 pagas el mismo porcentaje que si consumes 1000. El IRPF es un porcentaje creciente de los ingresos: si ganas 100, pagas un porcentaje menor que si ganas 1000.

Como, además, la gente con menos ingresos consume un porcentaje mayor de su renta (tiene menos disponibilidad para el ahorro), el pocentaje de lo que dedica al consumo suele ser mayor que el de la gente con mayor renta (que no paga IVA por el dinero que ahorra y no consume).

De lo anterior se deduce que la gente con menos ingresos debería preferir que el peso del IVA fuese menor que el del IRPF. Y al revés la de más ingresos, ¿no?

Pues además de dos impuestos, en España hay dos grandes partidos, uno de izquierdas (y supuestamente valedor de quienes tienen menos renta) y otro de derechas (supuestamente valedor de la otra mitad del país).

Pues resulta que el primero, el de izquierdas, estando en el gobierno incrementa el IVA. Con la oposición del de derechas, claro. Y el de derechas, a la semana de llegar al poder, incrementa el IRPF. Y con la presumible oposición del de izquierdas.

E incluso la prensa de uno y otro lado aplaude o desaprueba no tanto en función del supuesto interés de sus lectores (sean de la izquierda o de la derecha) sino de las opciones, antinaturales, a mi juicio, de sus partidos afines.

No entiendo nada.

5 comentarios sobre “IVA, IRPF y cosas que no entiendo

  1. Pedro Valle 2 enero, 2012 12:06

    ¿ Será porque lo único que importa es conseguir el poder?

  2. Felipe Lotas Inchadas 2 enero, 2012 18:20

    No es del todo certo tu razonamiento.
    Por una parte no tienes en cuenta que hay diferentes tipos de IVA (reducido, «normal», para artículos de lujo,…). Si compras arroz para comer pagas un %IVA mucho menor que si compras un reloj de oro con diamantes. Por otra parte, el importe recaudado en euros también es mucho mayor si te compras un reloj d oro con diamantes (por una parte porque el %IVA es mayor, y por otra parte por que el precio del reloj es mayor que el del pquete de arroz).
    Un «pobre» seguirá comprando el arroz para comer, y el Estado recaudará un poco más.
    Un «rico» seguirá comprando el arroz (tendrán que comer, no?), seguirá comprando el reloj de oro con diamantes (para mantener su «estatus» social), ahorrará un poco menos, y el Estado recaudará mucho más.
    Con el IRPF también se «recauda» más de los que más cobran, pero de momento, sin haber hecho ningún consumo, recibes menos dinero… excepto l ricos que tienen posibilidades (ingeniería financiera) de «desviar» sus ingresos (por ejemplo los «pobres» no pueden «desviar» parte de sus ingresos en algo tan simple como un plan de jubilación y diferir el pago de impuestos a un futuro, simplemente porque a penas llega para comer, mientras los «ricos» pueden pagar a asesores que les muevan sus rentas).
    Subir el IVA «fastidia» en el momento el consumo pero inicialmente tú recibes lo mismo (y si eres «pobre» ya buscarás tú lo más barato para comer: cóme más mortadela y menos jamón), y jugando con diferentes tipos de IVA puedes recaudar más sobre los artículos de lujo o de superlujo.
    Subir el IRPF «fastidia » a todo el mundo, porque se recauda antes de que el dinero llegue a tí, y tú no tienes posibilidad de buscar donde consumirlo pero si donde invertir tus «excedentes de dinero» (o sea, los ricos pueden buscar donde invertir para reducir su IRPF, pero nadie – ni ricos ni pobres – puede decidir qué comer para reducir su IRPF… PORQUE A SE LO HAN QUITADO ! ! !).

  3. Felipe Lotas Inchadas 2 enero, 2012 18:31

    Una reflexión:¿porqué en este país no se busca y castiga a la evasión de impuestos de los que se llevan sus fortunas fuera para no pagar? ¿Porqué tenemos uno de los IVA más bajos de Europa, y uno de los IRPF más altos? ¿Porqué cuando se coje a un político que se apropia (o desvía hacia sus amiguetes) del dinero público no pasa nada? ¿Cuantos desfalcos públicos hay (de uno y de otro color político, que esto no es propiedad de nadie) y al final salen todos sonriendo con tansolo una «regañina»?

    Cómo leí en un chiste hace tiempo… NO TENEMOS SUFICIENTE PAN PARA TANTO CHORIZO ! ! !

  4. datanalytics 2 enero, 2012 18:57

    @Felipe Lotas Inchadas Gracias por tus comentarios.

    En efecto, como señalas, existen 3 tipos de IVA distinto: el general (18%), el reducido (8%) y el superreducido (4%), que introducen un elemento de progresividad en el impuesto.

    Y, en efecto, existen mecanismos, no todos ellos legales, que introducen un elemento de regresividad en el IRPF.

    He buscado sin éxito –aunque tampoco le he dedicado demasiado esfuerzo, lo confieso– publicaciones serias en las que se analicen cuantitativamente esas cuestiones y midan el grado de progresividad «real» de ambos impuestos. ¡Agradecería referencias!

    En cualquier caso, los tipos españoles del IVA son, a lo más, marginalmente inferiores a los de los países más importantes de Europa (http://es.wikipedia.org/wiki/Impuesto_al_valor_agregado#Europa). Y algo parecido pasa con los del IRPF (http://www.finanzas.com/noticias/fiscalidad/2009-09-18/200440_cuales-paises-irpf-alto-espana.html). De hecho, los países con un tipo máximo del IRPF menor que el de España son aquellos –excepto el RU– con los que menos nos gustaría compararnos (Bulgaria, Hungría, Letonia, Chipre, etc.).

    Finalmente, si damos por buenos los números de El País (http://politica.elpais.com/politica/2011/12/30/actualidad/1325263059_329557.html) el efecto sustitución al que te refieres sería prácticamente nulo para quienes declarasen menos de 30.000 euros (el efecto sobre los ingresos de la última subida del IRPF para quienes ganan 30.000 euros es inferior al 1% y es nulo para los mileuristas). No sufrirían ni un efecto renta ni un efecto sustitución, de hecho.

    Y eso sí, estamos de acuerdo que la hacienda pública debería ser menos lenitiva con quienes, de repente, «encuentran» 2.000 millones en Suiza que dizque no sabían siquiera que eran suyos.

Los comentarios están desabilitados.