Diez pasos para construir indicadores compuestos

«[…] es difícil imaginar que el debate sobre el uso de indicadores agregados llegue algún día zanjarse  […] los estadísticos desconfían de ellos puesto que gran parte del trabajo de recolección y análisis de datos se «desvirtúa» o «esconde» detrás de un único número de dudoso valor. Otros, por su parte, encuentran irresistiblemente tentadora la posibilidad de resumir procesos complejos y lábiles (por ejemplo, sostenibilidad, etc.) en una cifra con la que comparar el desempeño de los distintos países.»

Andrea Saltelli, JRC

Interesante el planteamiento del que ya hemos dado cuenta, explícita o implícitamente en otra ocasión. El debate tal vez no pueda zanjarse nunca. Mientras tanto, el JRC (Joint Research Centre de la Comisión Europea) junto con la OECD ha elaborado un portal y una guía con recomendaciones para crear mejores indicadores compuestos.

En resumen, las recomendaciones son:

  1. Elaborar un marco conceptual para concretar y definir con precisión los fenómenos que quieren tenerse en cuenta.
  2. Seleccionar los indicadores subyacentes. Es un proceso en el que interviene un importante elemento subjetivo y en el que deberían implicarse los interesados (»stakeholders») en la creación del indicador.
  3. Utilizar de técnicas de imputación para los datos faltantes.
  4. Realizar un análisis multivariado de los datos para comparar su estructura real con la teórica y analizar hasta qué punto son coherentes.
  5. Normalizar los datos teniendo en cuenta tanto el marco teórico como las propiedades estadísticas identificadas en el paso anterior para que las variables sean comparables.
  6. Asignar pesos y agregar.
  7. Estimar la incertidumbre asociada al indicador y análizar su robustez frente a las técnicas de imputación, etc. utilizadas para crearlo.
  8. A la vista de los datos de partida, estudiar cuáles son los indicadores subyacentes que tienen más peso en el indicador agregado (corrigiéndolo si estuviese excesivamente influido por alguno de ellos).
  9. Estudiar la (cor)relación del nuevo indicador con otros y »desarrollar narrativas» basadas en los resultados obtenidos.
  10. Planificar cómo han de visualizarse, presentarse y divulgarse los resultados obtenidos a su público objetivo.