Consejos para utilizar R «en producción»

El otro día di con una entrada en una bitácora con cinco consejos para utilizar R en producción. Cuatro de ellos son razonables:

  • Crear un sistema de validación, monitorización y alertas. Y, en particular, desarrollar un mecanismo para que R notifique los problemas encontrados por correo electrónico. En la entrada original hay código que puede utilizarse para tal fin.
  • Usar la función sink para facilitar la detección y corrección de los errores.
  • Usar Linux de 64 bits con mucha, mucha memoria. Aunque el autor de la entrada que comenta no lo diga, añado yo de mi cosecha que es conveniente utilizar rm y gc explícitamente cuando dejen de utilizarse objetos voluminosos para eliminarlos más satisfactoriamente y facilitar labor del recolector de basura.
  • Usar sentencias tryCatch.

El último de los consejos del autor es más cuestionable: utilizar —más bien se refiere a reescribir— tus propias funciones. Pone como ejemplo la función glm, que no tiene mucho éxito de crítica, al parecer.

En mi experiencia, cuando uno tropieza con algo mejorable, suele ser más productivo contactar con el autor de la función o el paquete y proponerle un cambio. Muchos, los más, son receptivos. De hecho, lo agradecen. Sólo dos —omitiré los nombres— me han respondido de malas maneras.

Porque, al fin y al cabo —y que conste que no soy ni buenista ni ñoño—, somos una comunidad de usuarios: ésa es la fuerza, ahí reside el valor de R. Y, en el fondo, por eso nos gusta.

Un comentario sobre “Consejos para utilizar R «en producción»

Los comentarios están desabilitados.