¿Soy parte del concilábulo heteropatriarcal?

En una de esas comidas navideñas tuve que asistir pasivamente a una conversación en la que se dibujaba una peculiar realidad alternativa: existiría algo así como un conciliábulo (el Márketing) con capacidad de memoria, entendimiento y voluntad propias e interés por implementar una particular agenda de corte heteropatriarcal. Producto de la cual, por ejemplo, las afeitadoras de color rosa para mujeres vendrían a resultar más caras que las azules para hombres, etc. El Márketing sería un grupito de señores fumando puros, jugando al mus que, entre partida y partida, deciden el color, empaquetado, estampado, forma y precio de cada producto imaginable vendido en cualquier tienda del reino; el descuento que se puede aplicar a cada cual según su raza, sexo/orientación sexual, religión, enfermedad crónica y afiliación sindical. Con un solo objetivo: perjudicar a los/as consabidos/as.

Ahora cuento lo mío. Resulta que en Circiter estamos cerca de entrar en un proyecto de pricing en un determinado sector (de consumo masivo): muchos productos, muchas ubicaciones, etc. Y la pregunta es: ¿a cuánto poner a la venta cada cosa?

De salir, pasaría a formar parte, entiendo, de aquel conciliábulo.

Con suerte, lograremos reencaminar el proyecto de algo así como elige una metodología, tunéala a ojo y cuando tengas algo razonable, pásanoslo a algo distinto: un banco de pruebas para realizar tests (sí, lo más parecido a los tests A/B) que permita ir ajustando los precios sin otro mayor objetivo ulterior que el incrementar los márgenes del cliente final. Si todo ocurre conforme al programa, los precios se ajustarán de acuerdo con las libérrimas decisiones de compra de los clientes. Es decir, de manera absolutamente democrática.

Si en esas configuraciones finales de precios alguien advierte desviaciones con respecto a los preceptos de su manual de sociología normativa particular, no sabré cómo responderle, la verdad. Si me dice que la tecnología no es ideológicamente neutra, tampoco. Si me dice que atropello determinados principios morales arcanos, lo mismo. Yo solo sé cómo plantear experimentos para ajustar comportamientos según los resultados; lo demás, me viene grande.

Apéndice:

  • No sé cómo hacer pricing sin curvas de demanda.
  • No sé cómo construir curvas de demanda sin variar precios.
  • No creo en absoluto que en eso haya gente tan lista que sepa hacer lo anterior de otra manera.

2 comentarios sobre “¿Soy parte del concilábulo heteropatriarcal?

  1. Freddy López 6 marzo, 2018 16:11

    Curiosamente estuve envuelto en un equipo que hizo/hace este tipo de cosas y efectivamente todo era muy esotérico y se basaba más que todo en bajar la oferta de los enemigos, cuando se pudiera. Y ya. Sin curvas, sin optimizaciones, sin modelos…

Los comentarios están desabilitados.