La correlación ni siquiera implica “correlación”

Esto es, según Andrew Gelman, la correlación entre dos variables en una muestra ni siquiera implica su “correlación” (entre comillas, por distinguirlas) en la población de interés.

El enlace anterior también discute otras variantes del archiconocido “la correlación no implica causalidad”, tales como

  • la causalidad está correlacionada con la correlación,
  • la falta de correlación está correlacionada con la falta de causalidad,
  • etc.

que, si yo fuera tú, me apresuraría a consultar en el enlace anterior.

Y si te gusta el tema de las variaciones, encontrarás más, aunque relativas a otro asunto completamente distinto, el brevísimo cuento de Monterroso, aquí.