5 Listas

Las tablas son contenedores de información estructurada: las columnas son del mismo tipo, todas tienen la misma longitud, etc. Gran parte de los datos con los que se trabaja habitualmente son estructurados, palabra que, en la jerga, significa que admiten una representación tabular.

Sin embargo, cada vez es más habitual trabajar directamente con información desestructurada. Particularmente, en ciencia de datos. Eso justifica el uso de las listas, que pueden definirse como contenedores genéricos de información desestructurada.

SQL, SAS, Matlab y otros entornos y lenguajes de programación usados en el análisis de datos utilizan fundamentalmente estructuras de datos pensados para información estructurada: tablas de distintos tipos, matrices, etc. Por eso, solo pueden utilizarse para procesar información desestructurada utilizando artificios ad hoc. Una de las ventajas (compartida con Python) de R sobre ellos es, precisamente, que no está sometido a esa restricción. Por eso puede aplicarse de manera natural en un rango más extenso de aplicaciones.

En esta sección investigaremos algunos de los usos de las listas y aprenderemos a crearlas, consultarlas y manipularlas.