Una versión aún más sencilla

… que la de «Algoritmos» y acatarrantes definiciones de «justicia». Que es casi una versión de la anterior reduciendo la varianza de las betas.

Las dos poblaciones de interés tienen una tasa de probabilidad (o de riesgo, en la terminología del artículo original) de .4 y .6 respectivamente. Aproximadamente el 40% de los primeros y el 60% de los segundos tienen y = 1.

El modelo (el algoritmo) es perfecto y asigna a los integrantes del primer grupo un scoring de .4 y a los del segundo, de .6.

Etc.

Coda: El artículo original no juzga, por lo anterior, la bondad de los algoritmos sino la del mundo. No cabe en una publicación STEM. Es más bien teología.