De sesgo, varianza y gilipollas (esta vez, con la gripe como excusa)

Un gilipollas se delatará por preferir una mentira exacta a una verdad aproximada. Y me refiero a La gripe ha causado ya más muertes en España que la pandemia de 2009, donde se lee que

España ha registrado hasta el momento un total de 472 muertes por gripe confirmadas en laboratorio, desde que a primeros de noviembre se registrara el primer fallecimiento de la temporada 2017-2018, que se ha convertido ya en la más letal de la última década, por encima incluso de la pandemia de gripe A (H1N1) que se produjo en 2009.

Pues bien, gilipollas del mundo: sabed que los muertos por gripe son muchos, muchos más que esos 472. Corred a echarle la culpa al gobierno, a Carmena, a Puigdemont y los catalanes, al pobrismo imperante o al heteropatriarcado rampante y dejadnos a la gente seria discutir el quid sosegadamente.

El dato de las 472 muertes consta efectivamente en el Informe semanal de Vigilancia de la Gripe en España (el número 531 del 8 de febrero de 2018 para más señas, y no pongo la URL porque es de las transientes) pero se refiere al sistema CGHCG (Casos Graves Hospitalizados Confirmados de Gripe), que no tiene objetivos censales o estadísticos sino, más bien, clínicos. Como, por ejemplo,

Identificar las características epidemiológicas y virológicas de las formas graves de la enfermedad y estudiar las características virológicas de los virus de la gripe asociados a estos casos graves, que incluye: cambios genéticos y antigénicos definidos por determinadas mutaciones concretas o incluso cambios funcionales de determinadas proteínas que confieran una diferente virulencia a los virus detectados.

Existe un protocolo, en el que participan una serie de hospitales seleccionados por las comunidades autónomas, para seleccionar y estudiar ciertos casos de hospitalización grave y ver si hay gripe de por medio. No he visto la lista de hospitales seleccionados actualmente, pero, por ejemplo, en 2011, en Aragón, solo había uno; en el País Vasco, tres y en Extremadura, catorce.

En el boletín que cita el plumilla del ABC dice:

La información sobre mortalidad en CGHCG describe las características clínicas, epidemiológicas y virológicas de los CGHCG con una evolución fatal, así como la información sobre los factores de riesgo de evolución grave.
Esta aproximación es muy útil para identificar patrones de enfermedad grave y proporcionar información para la adopción de medidas de prevención y control, sin embargo no sirve para cuantificar el impacto de la gripe en la mortalidad de la población. La cuantificación del impacto se realiza con modelos matemáticos que estiman el exceso de mortalidad en periodos de actividad gripal, si bien la disponibilidad de los datos de mortalidad por causas específicas limita las estimaciones a temporadas anteriores.

Párrafo que quiere decir literalmente: lo que estás escribiendo es mentira, gilipollas.

La cuantificación va por otra parte y utiliza modelos de atribución no muy distintos de los que se usan para medir el éxito de campañas de márketing sobre la venta de productos. Es decir, un estudio de las causas de los efectos (o causalidad inversa). El resultado de esos modelos, eso sí, está sujeto a una gran incertidumbre. Entre otros motivos, porque la información de las causas de muerte en España es muy perfectible: confunde causas últimas, con concomitantes, con coadyuvantes, etc.

Las cifras que pueden obtenerse como resultado de esos modelos (y si no están publicadas por ahí, yo no puedo contarlas tampoco) están sujetas a una gran incertidumbre. No son un número tan preciso como las 472 del periódico. Esas 472 son, a lo más, un límite inferior muy, muy inferior.

Y esas cosas.

Coda: Alguien que sabe mucho del asunto me comentaba esta mañana que detrás de artículos como el que se menciona arriba pudieran estar esas compañías farmacéuticas que quieren vacunar a todo quisqui a cuenta de los autónomos vía Montoro. Yo qué sé.

Un comentario sobre “De sesgo, varianza y gilipollas (esta vez, con la gripe como excusa)

Los comentarios están desabilitados.