Inferencia fiduciaria: una ocurrencia, afortunadamente, muerta

Hay ocurrencias la mar de extravagantes que sobreviven el paso del tiempo (p.e., la homeopatía o el marxismo). Otras mueren. Como requetemuertas que están, no somos conscientes de que alguna vez existieron.

Una de ellas es la inferencia fiduciaria, un inventillo del mismo Fisher que no lo convenció enteramente ni a él mismo. La Wikipedia lo cita escribiendo que lo tenía not clear in the head (¡ah!, la misma sensación que tuve yo al enfrentarme a los p-valores, a la estadística bajo la perspectiva econométrica (OLS por doquier, etc.) y a algunas cosas más de las que me redimió el reverendo).

No sé de qué va la inferencia fiduciaria. Ni me interesa mayormente más allá de constatar que la hubo. Y como recordatorio, por supuesto, de que existe un cementerio de ideas mandadas a recoger con un montón de nichos vacíos.

Comenta

Your email address will not be published.

Puedes usar estas etiquetas y atributos de HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code class="" title="" data-url=""> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> <pre class="" title="" data-url=""> <span class="" title="" data-url="">