La piratería de libros se dispara en 2010, nos dicen

Nos dicen que La piratería de libros se dispara en 2010. ¿Quiénes? Pues buscando (hoy) en Google News, 173 medios de comunicación distintos, entre los cuales: Público, ABC, la Cadena Ser, Expansión, La Razón y El País y hasta el Heraldo de Soria. Básicamente, todos.

Los titulares son dispares y cada medio subraya uno u otro aspecto de la cosa. Pero la fuente es única. (Y digo yo, ¿para qué necesitamos 173 intermediarios si podemos acceder a la fuente directamente? Pero ése es otro asunto).

Parte de lo que quería contar acá ya lo ha hecho otro aquí y aquí. Y tampoco es que, a mi edad, y con mi mundo, me escandalice de que un grupo de presión encargue a una consultora de reconocido prestigio internacional un estudio estadístico con el que tratar de confundir a la ministra de turno.

Pero tengo que decir que, además de lo que ya se ha comentado sobre el estudio en otros foros, me llama la atención su página seis. En ella se trata de responder a una pregunta interesante: ¿cuánto consumo ilegal podría convertirse en legal en función de la propensión de pago de los consumidores? La respuesta es la siguiente:

Las conclusiones a las que hacen llegar estos datos al periodista de El País, por ejemplo, son los siguientes:

Así, el propio informe indica que solo el 58% de los usuarios estarían dispuestos a pagar el contenido que se descargan si se pusiera coto a la piratería, generando unos ingresos potenciales para todas estas industrias de 9.300 millones anuales en 2010, en lugar de los 3.100 millones que se alcanzarán.

El mismo IDC dice:

Nota: Estos datos han sido calculados con precios medios de mercado. En cualquier caso, conviene recordar que existen nuevos modelos de negocio legales en Internet que ofrecen contenidos gratuitos para el usuario y que podrían absorber parte de esta “nueva” demanda de contenidos legales. Estos datos son por tanto más interesantes como constatación de que hay espacio para un mercado legal si se pone coto a la piratería on-line.

Y yo me pregunto: si el casi 60% de los usuarios estuviesen dispuestos a adquirir los productos que ahora piratean a los precios de mercado, ¿por qué no lo están haciendo ya?

Con que sólo cinco de mis lectores me animen a hacerlo en los comentarios, le mandaré al Sr. Rafael Achaerandio, responsable del estudio, un correo electrónico invitándolo a leer el código deontológico del International Statistical Institute.

Licencia Creative Commons
La piratería de libros se dispara en 2010, nos dicen por Carlos J. Gil Bellosta, a excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International Licencia.

9 comentarios sobre “La piratería de libros se dispara en 2010, nos dicen

  1. Ender Muab'Dib 9 noviembre, 2010 11:16

    Todo el asunto de ese “estudio”, con muchas comillas, es de traca.

    Y sí, deberías invitar al sujeto a un par de clases de ética profesional.

  2. esmm 9 noviembre, 2010 11:27

    Desconozco el detalle del estudio que comentas, por lo que espero que mi opinion sea tomada con la misma laxitud con la que yo la formulo.

    Al ver el “valor total de lo pirateado” me viene a la cabeza el concepto de “Sociedad de hiperconsumo” (de Lipovetsky). Uno de los rasgos determinantes de esta sociedad es la velocidad a la que consume y los criterios con los que lo hace. No sólo consume MUY rapido, sino que lo hace a discreción.

    El acceso a un inmenso numero de productos diferentes a un precio muy bajo es el contexto idoneo para una sociedad hiperconsumista (igual algunos ya habeis oido hablar de la tienda de aplicaciones del iphone).

    Si cambias el contexto, manteniendo la facilidad de acceso a un conjunto inmenso de productos diferentes pero no el bajo precio de cada producto, el “individuo hiperconsumista” mantendrá su inercia, al menos a medio plazo. Seguirá tratando de consumir MUCHO y MUY RAPIDO. Seguirá consumiendo videos y musica aunque sea de grupos que le traen al pairo, y consumiendo videojuegos aunque dedique en total menos de dos minutos de media para cada videojuego. Y como lo hará? Pues como señala la consultora en sus conclusiones: “modelos de negocio legales en Internet que ofrecen contenidos gratuitos”.

    Vamos que calcular el “potencial mercado ilegal legalizable” a partir del “valor total de lo pirateado” me parece una acrobacia como para grabarla y colgarla en el YOUTUBE.

  3. Gustavo 9 noviembre, 2010 12:03

    Desde luego este asunto es muy lamentable.

    Es imperioso denunciar estas faltas de profesionalidad, así que por supuesto te animo a hacerle llegar un capón al responsable del estudio.

    Personalmente agradezco el esfuerzo de quienes os tomáis las molestias de analizar, explicar, difundir y denunciar estas actitudes.

  4. rvaquerizo 9 noviembre, 2010 21:54

    Las conclusiones ya las habían sacado antes de realizar las tablas dinámicas con las que se habrá realizado el estudio. Para eso les contrataron.

    Yo no perdería ni un sólo minuto en redactar un correo a este tipo de consultores.

  5. rvaquerizo 10 noviembre, 2010 15:57

    El principio fundamental que rige el análisis estadístico para muchos es: “la estadística es una ciencia exacta porque dice exactamente lo que uno quiere”

  6. ffernandez 11 noviembre, 2010 11:42

    ¿Existe en el estudio algún detalle de la metodología para la estimación del “Valor total de lo pirateado”? Creo que habría que empezar a distinguir también entre “lo pirateado” y “lo consumido”, estoy convencido de que ese 58% corresponde a “lo consumido” (Lo que realmente he leído, o la música que realmente escucho, o el videojuego al que realmente juego) si el estimador que utilizan es (# de descargas)*valor en el mercado, mal vamos…
    Te animo a escribir esa carta.

  7. datanalytics 11 noviembre, 2010 14:09

    @ffernandez
    Bueno, dejando de lado aspectos morales/legales, existe la llamada curva de la demanda: a cada precio le corresponde un volumen de consumo. Conocemos el volumen “a precio de mercado”. Podemos estimar el volumen “a precio cero” (al que algunos llaman piratería).

    Sería interesante poder realizar una estimación de cómo sería la curva de demanda completa. Recuérdese que una editorial que tiene el libro X en su catálogo es el monopolista de facto de dicho libro. Y que un monopolista (es pura teoría microeconómica) tiende a subproducir y a cobrar un precio excesivo por lo que vende para maximizar su beneficio.

    Los gestores de contenidos quieren preservar sus múltiples minimonopolios. Y para eso necesitan poner a las potencias del estado, pagadas con los impuestos de los consumidores, a trabajar en contra delos intereses últimos de estos últimos. ¡Qué cosas!

Los comentarios están desabilitados.